viernes, marzo 22, 2013

Día Mundial del Agua


En el marco de la Cumbre de Río, la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de marzo como día oficial para la celebración del Día del Agua.

La idea de esta celebración anual es principalmente informar y concientizar a la mayor cantidad de países posibles, sobre el estado de las fuentes de agua en el mundo y concretar acciones que permitan la conservación del recurso.

El agua es la clave del desarrollo sostenible. La necesitamos para la atención de la salud, para la seguridad alimentaria y para el progreso económico. Sin embargo, año tras año va aumentando la presión sobre este recurso. Una de cada tres personas vive en un país con escasez de agua entre moderada y alta, y es posible que para 2030 la escasez afecte a casi la mitad de la población mundial, ya que la demanda podría superar en un 40% a la oferta. Cada vez hay más competencia entre agricultores y ganaderos; entre el sector industrial y el agropecuario; entre la ciudad y el campo; entre las cuencas hidrológicas altas y las bajas; y entre quienes viven a uno u otro lado de las fronteras, según estadísticas de la ONU.

El cambio climático y las necesidades de la población, que sigue creciendo y prosperando, significan que debemos trabajar para proteger y administrar este recurso frágil y limitado.

Este es el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua. El Día Mundial del Agua de 2013 está dedicado a destacar los esfuerzos concertados que necesitamos para lograr un reparto equitativo entre las personas y el planeta.

La Defensa Civil Colombiana comprometida con el medio ambiente realiza campañas en pro de conservar este valioso recurso e invita a la comunidad en general a hacer uso racional del mismo.

Consejos prácticos:

  • Cerciórese de que las cisternas de los baños operen correctamente. Revise el flotador del tanque principal para que no se desperdicie el agua. 
  • Cuando  utilice su lavadora, emplee su carga completa para aprovechar al máximo su capacidad. 
  • Considere que el agua del lavado de su ropa puede ser recogida y utilizada en otro tipo de funciones domésticas. 
  • Evite lavar su carro o garaje empleando el agua 'a chorros'. Dosifíquela y use objetos como  trapos, traperos y bayetillas para estos oficios.
  • Tome duchas cortas y no baños largos en bañera.
  • Cierre el grifo mientras se cepilla los dientes, se afeita o se desmaquilla.
     
  • Cierre la llave mientras enjabona los platos.
  • Reporte cualquier fuga por insignificante que sea.
  • Revise con un plomero periódicamente las instalaciones de agua; preferiblemente alguien con certificación o quien sea distribuidor de productos sanitarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias, tu opinión es muy valiosa para nuestra Institución.