viernes, diciembre 21, 2012

Recomendaciones para esta Navidad

 
Las huellas que deja la pólvora son imborrables porque además de las consecuencias físicas, el daño moral es insuperable. Un niño afectado por pólvora tiene que vivir toda su vida con las lesiones que causan estos artefactos.
 
Ofrecer pólvora a los menores es exponerlos a lesiones permanentes que van desde quemaduras, hasta mutilaciones e incluso la muerte.

PREPÁRATE
  • No compres ni utilices en tu casa y empresa productos derivados de la pólvora, que pongan en riesgo la integridad física.
  • La manipulación y uso de pólvora y sus derivados, sólo es permitido a personal especializado.
  • No permitas la cercanía de fumadores ni almacenes varios productos en un solo lugar, ya que la detonación accidental de uno desencadena la del siguiente.
  • Participa en las capacitaciones y simulacros desarrollados por la Defensa Civil Colombiana en coordinación con el Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.
 
ACTÚA
  • Dentro de las lesiones producidas por el uso de la pólvora, las más frecuentes son quemaduras, lesiones oculares y amputaciones cuando el estallido es de manera anticipada.
  • Si tienes la posibilidad, humedece el área afectada y mantenla hidratada con agua, si hay ampollas no las estalles.
  • Traslada a los afectados inmediatamente a un centro asistencial.
 
RECUPÉRATE
  • Dispón de un sitio adecuado donde recolectar los residuos, de manera que no se genere un incendio posterior.
  • Si tú o una persona de tu familia ha sido lesionada, sigue las instrucciones del médico tratante.
 
Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias, tu opinión es muy valiosa para nuestra Institución.