jueves, septiembre 06, 2012

¿Sabe cómo hacer RCP a su mascota?

Acaban de publicarse las primeras guías de RCP para un importante miembro de la familia: perros y gatos.
Les presentamos un resumen de la primeras guías de RCP veterinarias. Los humanos hemos hecho uso de conocimientos sobre RCP adquiridos en animales durante años. Ahora les toca a los animales beneficiarse de todo el análisis de evidencia que se ha hecho para los humanos.

Estas son las primeras guías de RCP veterinaria basadas en evidencia. Les presentamos acá los aspectos más importantes.

Reconocimiento del PCR

El diagnóstico del PCR se basa en la ausencia de respuesta, la respiración anormal y la ausencia de pulso. Se hacen las mismas consideraciones que en humanos con respecto a la palpación del puslo: tiene un alto riesgo de inducir al error (palpación de pulso cuando no existe).

Compresiones torácicas

Se debe comenzar inmediatamente reconocido el PCR. Las compresiones se deben realizar en decúbito lateral, debido a que esa posición ha demostrado majores resultados en gatos y perros que en decúbito dorsal. Se puede usar el decúbito lateral derecho o izquierdo.

En la mayoría de los perros las compresiones se deben realizar en la porción más ancha del tórax (figura A). En perros con tórax con “forma de quilla” las compresiones deben hacerse en una posición más cefálica, sobre el corazón (figura B). En perros grandes con tórax con forma de barril (como el Bulldog), las compresiones deben hacerse en decúbito dorsal y en la porción cefálica del tórax (figura C).

 Los perros pequeños y gatos tienen un tórax más blando, por lo tanto las compresiones se pueden realizar con una mano alrededor del tórax (figura A). Otra alternativa es hacerlo con dos manos, en decúbito lateral (figura B).

Las compresiones deben realizarse a 100-120/minuto  en perros y gatos. La profundidad debe ser 1/3-1/2 del ancho del tórax, permitiendo una completa reexpansión del tórax entre cada compresión.

Ventilación

La mayoría de los PCR en parros y gatos son de causa no cardiológica, por lo que la ventilación adquiere mayor importancia que en humanos. Se debe manejar la vía aérea rápidamente a los animales (es más fácil que en humanos según las guías), en decúbito lateral para que se continúen las compresiones durante el procedimiento. Se deben evitar la hiperventilación, porque dificulta el retorno venoso (igual que en humanos).
En los pacientes no intubados se debe usar la ventilación boca-hocico, como se observa en la imagen. La ventilación se hace en los orificios nasales, cerrando la boca y buscando una elevación normal del tórax.


Ciclos de RCP

Las recomendación es alternar 30 compresiones y 2 ventilaciones, igual que en humanos. Cada 2 minutos se debe cambiar el operador, igual que en humanos.

Algunas consideraciones de RCP avanzado

Se recomienda el uso de adrenalina en dosis de 0,01 mg/kg cada 4 minutos, seguido de mayores dosis (0,1 mg/kg) en PCR prolongado.
Se recomienda el uso de atropina en dosis de 0,04 mg/kg en perros y gatos, debido a la importante asociación del PCR en animales y aumento del tono vagal.  Por otro lado, se considera que no se asocia efectos adversos.
Se recomienda la desfibrilación con dosis de 4-6 J/kg monofásico y 2-4 J bifásico. Se debe aumentar en 50% en cada nuevo intento de desfirilación. Las palas se deben instalar a cada lado del tórax, a la altura del corazón; para ello lo ideal es la posición decúbito dorsal. El uso de una paleta de desfibrilación puede permitir realizarla con el animal en decúbito lateral (figura).
Se recomienda la utilización de amiodarona y lidocaína, con las mismas consideraciones que en humanos.

Comentarios

  • Nos pareció interesante publicar este artículo, porque la mejor comprensión de los mecanismos del PCR y la RCP nos permite ahora aplicar los conocimientos a otras especies.
  • Se hace una especie de “justicia” al aplicar el conocimiento que por años nos han entregado los animales de experimentación a mejorar el manejo de sus propias enfermedades.
  • Muchos de los profesionales de la salud aplicamos nuestros conocimientos para tratar a las mascotas. Si antes podíamos administrarles antibióticos y suturar sus heridas, ahora podemos hacerles RCP.
Fuente: reanimación.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias, tu opinión es muy valiosa para nuestra Institución.