jueves, mayo 03, 2012

Los chicos que reciben el humo de cigarrillos padecen más dolores de cabeza


El tabaco presenta un riesgo real para los chicos. Los jovencitos que están expuestos al humo del tabaco que fuman otras personas presentan tasa más altas de trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), dolores de cabeza y tartamudeo, concluyó una nueva investigación.

"Nuestro estudio muestra que el humo del tabaco afecta el desarrollo de los niños. Estos problemas físicos y mentales representan una desventaja para el crecimiento cognitivo y el desarrollo de los chicos", dijo Wendy Max, de la Universidad de California, San Francisco (Estados Unidos).

Se dice que son fumadores pasivos los individuos que nunca agarran un cigarrillo pero igualmente respiran el humo expirado por fumadores cercanos a ellos. Por ese motivo, estas personas inhalan las sustancias tóxicas del tabaco aunque ellos mismos no fumen.

EL TABACO CONTRA EL APRENDIZAJE

Los investigadores trabajaron con chicos de 4 a 11 años y adolescente de 12 a 15 años. Además de consultar si su familia fumaba, Max midió los niveles en sangre de cotinina, una sustancia derivada del metabolismo de la nicotina. A su vez, los jovencitos pasaron por una exhaustiva revisión de salud destinada a constatar la presencia de algún posible padecimiento.

Y resultó que los chicos expuestos al tabaco de otros tenían un el doble de riesgo de desarrollar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, una patología mental que impide que se concentren bien, los vuelve impulsivos y sumamente inquietos. A su vez, estos jóvenes mostraron un peligro mayor de ser tartamudos y de sufrir dolores del cabeza.

Para Max, este estudio muestra que el tabaco tiene un efecto negativo en el aprendizaje, la educación y la salud general de los niños y adolescentes. "Los chicos que viven en países donde fuma un alto porcentaje de la población enfrentan un riesgo mayor", concluyó la autora.

Ian Olver, un especialista del Consejo del Cáncer de Australia, agregó que esta investigación corrobora que el tabaco no solo afecta a los que lo fuman sino también a aquellos que están cerca, especialmente los niños.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias, tu opinión es muy valiosa para nuestra Institución.